Bienvenido, aquí encontrarás los mejores videos de música, reflexiones, y las noticias más importantes del momento, también podras ver biografías, algunas frases de bendición para tu vida, encuestas y mucho más......

Busca Entradas - Ejem. Dante Gebel, Manny Montes, Alex Campos, etc.

lunes, 30 de mayo de 2011

Reflexión - Esas cosas buenas

Dios nos quiere bendecir, de hecho, la Biblia habla mucho sobre los bienes de este mundo. Sólo pon atención a esto: 

- Las cosas buenas vienen de Dios: El las hizo, así que son suyas: "De el Señor es la tierra y su plenitud, el mundo y los que en el habitan" dice el Salmo 24:1. Todas las cosas buenas que tienes son de Dios, también el te promete satisfacer todas tus necesidades. Además la Biblia dice "La bendición del Señor es la que enriquece" en Proverbios 10:22. 

- Las cosas buenas son aprobadas por Dios: Nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. Si Dios no quisiera que disfrutáramos de la vida hubiera hecho el mundo feo y aburrido. Más sin embargo el nos puso en un mundo hermoso y emocionante. Con los bienes materiales que también son bendición de Dios se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo: descansar, recrearse, inclusive obtener salud. Se paga la factura de la calefacción de la iglesia. Se envía a una familia misionera a la otra parte del globo. 

- Las cosas buenas se rompen: El hecho de poseer cosas viene acompañado de una advertencia: "A los ricos de este mundo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino que pongan su esperanza en el Dios vivo", dice 1 Timoteo 6:17. Date cuenta que cuando mueras no te llevarás ningún bien material. 

- Las cosas buenas pueden interponerse: Cuando tus posesiones te llaman la atención más que tu Señor, has perdido la perspectiva de los limites del lujo; "Ninguno puede servir a dos señores", dijo Jesús, "...porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o estimará a uno y despreciara al otro. No se puede servir a Dios y a las riquezas", esto en Mateo 6:24. Puede que Dios nos bendiga con cosas buenas, pero corremos el riesgo de cambiar prioridades cuando anteponemos las posesiones al servicio a Dios y a los otros. 

Aun cuando las cosas sean regalos de tu dueño, también esas cosas pueden adueñarse de ti. Hay una cosa muy cierta: Si quieres que Dios te bendiga, debes vivir a la manera de Dios, espera en la adversidad, el te levantará si lo honras y le adoras de corazón, y cuando ya te haya levantado, sigue sirviendo con más humildad que nunca. 

¡Nunca te olvides de amar a Dios con todo tu corazón, para que las cosas que el te dio, no se adueñen de ti!  

Fragmento
Autor: Josh McDowell

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos todos los comentarios que sean de edificación. Muchas bendiciones a todos.

Google